Las cremas solares SAFE SEA están testadas como hipoalergénicas y, por tanto, son especialmente indicadas para pieles delicadas como la de los niños o mujeres gestantes. Y por supuesto, no tienen efecto más allá de la dermis. En el caso de mujeres embarazadas y al ser un producto de aplicación tópica, deberán tomarse tan solo las precauciones de no aplicar sobre heridas abiertas, mucosas, etc.