Los filtros solares que utiliza la crema solar SAFE SEA han sido aprobados por las diferentes autoridades sanitarias competentes – FDA, COLIPA (UE), AEMPS – por lo que se garantiza la salud humana y la protección solar. 

Las cremas solares SAFE SEA contienen actualmente filtros físicos o minerales (óxido de zinc o dióxido de titanio), filtros químicos u orgánicos (que transforman la radiación UV en otra inocua), y filtros biológicos (vitaminas). Es la combinación de dichos filtros la que consigue una protección de amplio espectro, frente a la radiación solar UVA y UVB, cada vez más nociva.