Los estudios científicos publicados de la crema solar SAFE SEA, confirman su eficacia en “reducir el riesgo de las picaduras de las células urticantes”, y en el caso de picadura, la reducción del dolor y reacción cutánea resultante del contacto con las células urticantes de la medusa. La crema solar SAFE SEA reduce de forma muy importante el número de células que pueden picar, y por tanto, se reducirá la sensación de dolor e irritación drásticamente.