PREGUNTAS FRECUENTES

PREGUNTAS SOBRE EL EFECTO ESPECIAL MEDUSAS DE SAFE SEA

La crema solar SAFE SEA tiene un efecto inhibidor ante la posible picada de una medusa. Los estudios acerca del producto documentan que entre un 75% y 85% de los casos evitaremos la picadura. O disminuiremos significativamente el dolor o reacción cutánea resultante del contacto con las células urticantes de la medusa.

En ningún caso la crema solar SAFE SEA puede ser considerada como un repelente o como un producto que alivie el dolor de una posible picadura de medusa.

Estudios y ensayos clínicos emitidos por la Universidad de Minnesota y la Universidad de Stanford certifican que la crema solar SAFE SEA inhibe de la picadura de medusa en un tanto por ciento muy elevado. Pero ello dependerá siempre de su aplicación, asegurándose siempre de que la crema haya sido aplicada en todas las partes del cuerpo. Sin olvidar que, tras 80 minutos de actividad acuática, el producto va perdiendo su efectividad.

Es decir, que se reconoce la efectividad, pero nunca al 100% de los casos. Y es por ello que tanto en nuestro producto como en nuestras comunicaciones recomendamos “no bañarse en aguas infestadas de medusas”.

En cualquier caso, la calidad de la crema solar Safe Sea y su efectividad en la inhibición de la picadura de medusas, está probada internacionalmente y miles de nadadores conocen y han probado que es una ayuda en la competición, el ocio y el uso profesional.

Las medusas son los animales más antiguos del mundo, con más de 700 millones de años. Su sistema nervioso es rudimentario y está poco desarrollado.  No tienen cerebro ni sistema nervioso central que rija su organismo. Es por esta razón, que cada una de sus células urticantes reacciona de forma individual, según sus sensores. Y cada tentáculo, contiene centenares de miles de células urticantes.

Esta condición se menciona y describe en todos los estudios científicos publicados sobre la crema solar SAFE SEA, y hace prácticamente imposible que una loción inhibidora que actúe sobre dichos sensores, lo haga por igual en la totalidad de ellos. De hecho, en ninguna publicación de SAFE SEA se menciona el 100% de efectividad frente a la protección de picaduras. El tanto por ciento de efectividad varía entre el 75% y el 85%.

Los estudios científicos publicados de la crema solar SAFE SEA, confirman su eficacia en “reducir el riesgo de las picaduras de las células urticantes”, y en el caso de picadura, la reducción del dolor y reacción cutánea resultante del contacto con las células urticantes de la medusa. La crema solar SAFE SEA reduce de forma muy importante el número de células que pueden picar, y por tanto, se reducirá la sensación de dolor e irritación drásticamente.

Es el conjunto de la fórmula de la crema solar SAFE SEA la que proporciona la acción protectora frente a la picadura de las medusas. No hay un componente específico que impida la picadura. Es la fórmula equilibrada la que proporciona la protección, que se realiza en cuatro etapas:

  1. Reduciendo el contacto de la medusa con la piel.
  2. Confundiendo a la medusa haciendo que no nos reconozca como una presa o como un depredador.
  3. Bloqueando los canales biológicos de las células urticantes que desencadenan el mecanismo de picadura de las medusas.
  4. Disminuyendo la presión que se genera en las células urticantes y que hace que estas desencadenen la picadura.

Hay que resaltar que la crema solar SAFE SEA no es un repelente. No contiene ningún ingrediente en la formulación que pueda dañar a las medusas

La crema solar SAFE SEA se ha estudiado vs la Carabela portuguesa o Physalia. Adjunto el estudio que se efectuó con medusas Blue Bottle (denominación en Australia de la Carabela Portuguesa) donde se demostraba su eficacia en protección de su picadura. Ver estudio.

En cualquier caso, recordar que el uso de la crema solar SAFE SEA como inhibidor es indiscutible y demostrada científicamente. Aunque puede producirse alguna picadura, siempre tendrá un efecto menor si previamente te has aplicado la crema solar SAFE SEA en la piel.

Con la Carabela portuguesa o Physalia hay que tener una máxima precaución.

No. La crema solar SAFE SEA no es un repelente.

La crema solar SAFE SEA te protege del sol, protege el medio ambiente y además inhibe de la picadura de medusa.

Sobre el mecanismo de acción del protector recordamos que es el conjunto de la fórmula la que proporciona la acción protectora frente a la picadura de las medusas. No hay un componente específico que impida la picadura. Es la fórmula equilibrada la que proporciona la protección, que se realiza en cuatro etapas:

  1. Reduciendo el contacto de la medusa con la piel.
  2. Confundiendo a la medusa haciendo que no nos reconozca como una presa o como un depredador.
  3. Bloqueando los canales biológicos de las células urticantes que desencadenan el mecanismo de picadura de las medusas.
  4. Disminuyendo la presión que se genera en las células urticantes y que hace que estas desencadenen la picadura.

Hay que resaltar que Safe Sea no es un repelente. No contiene ningún ingrediente en la formulación que pueda dañar a las medusas.

PREGUNTAS SOBRE LA FORMULACIÓN DE SAFE SEA

Los filtros solares que utiliza la crema solar SAFE SEA han sido aprobados por las diferentes autoridades sanitarias competentes – FDA, COLIPA (UE), AEMPS – por lo que se garantiza la salud humana y la protección solar. 

Las cremas solares SAFE SEA contienen actualmente filtros físicos o minerales (óxido de zinc o dióxido de titanio), filtros químicos u orgánicos (que transforman la radiación UV en otra inocua), y filtros biológicos (vitaminas). Es la combinación de dichos filtros la que consigue una protección de amplio espectro, frente a la radiación solar UVA y UVB, cada vez más nociva.

Mas allá de la simple composición química de la crema en la que no existen productos nocivos, hay estudios que acreditan que la crema solar SAFE SEA, tras 80 minutos de actividad acuática, no ha interactuado con el agua ni su medio adyacente. La crema solar SAFE SEA resta sólidamente adherida a nuestro cuerpo y con ello evitamos que se disuelva en el agua, por lo que la crema solar SAFE SEA asegura su protección solar y su efecto de inhibición por más de 80 minutos de actividad acuática. Además, y como multiplicador hemos eliminado de nuestras formulaciones cualquier producto químico que tenga un estudio científico que indique que pueda ser dañino para el medio marino. Así lo acredita la ONG Friend of the Sea, la cual, tras testar nuestros productos avala a la crema SOLAR SAFE como la única que no afecta a los medios marinos.

En el caso de la crema solar SAFE SEA, la ONG Friend of the Sea, realizó un estudio que dio como resultado que nuestra crema desprendía menos del 5% de sus activos en el mar – muy por debajo del efecto de otras marcas del mercado, que pierden y desprenden entre el 20% y el 25% de sus activos – y por lo tanto podía considerarse “amigable con el mar”, y “no nociva con la vida marina”. Es por ello que nos otorgaron su sello oficial, que mostramos en nuestros envases, web y redes sociales.

La fórmula de nuestras cremas solares SAFE SEA no tiene ningún componente de origen animal, por lo que se considera adecuada para personas veganas.

Además, ninguna de nuestras formulaciones ha sido testada en animales, por lo que cumplimos los más altos estándares de cruelty free.

Las cremas solares SAFE SEA están testadas como hipoalergénicas y, por tanto, son especialmente indicadas para pieles delicadas como la de los niños o mujeres gestantes. Y por supuesto, no tienen efecto más allá de la dermis. En el caso de mujeres embarazadas y al ser un producto de aplicación tópica, deberán tomarse tan solo las precauciones de no aplicar sobre heridas abiertas, mucosas, etc.

Las autoridades sanitarias COLIPA (UE) y Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitario (AEMPS) recomiendan no emplear filtros físicos tipo nano en sus formatos de spray y aerosol, debido a que pudieran respirarse e ir a parar a los pulmones de los niños pequeños. No hay contraindicación alguna en el formato crema, ya que se aplican directamente en la piel.

Nuestras cremas solares SAFE SEA siguen dichas indicaciones. Por lo que los formatos en crema si contienen nanopartículas. Mientras que los sprays no.

Las fórmulas de la crema solar SAFE SEA si contienen Octocrylene. Actualmente, ninguna autoridad sanitaria competente – FDA, COLIPA (UE) y AEMPS– han regulado nada sobre su utilización.

El Octocrylene es un compuesto orgánico utilizado por un gran nombre de laboratorios para aumentar la absorción de la radiación UVB e incrementar su estabilidad. Existen informaciones no reguladas por las autoridades sanitarias de que el Octocrylene puede dañar alguna especie de coral.

Las cremas solares SAFE SEA optan por una alternativa real, que da solución de forma inmediata a esta problemática medio ambiental:  el desarrollo de una fórmula extra resistente al agua, que no desprende activos en nuestros mares y océanos. Tras más de 80 minutos de actividad acuática, más del 95% de la fórmula de la crema solar SAFE SEA permanece intacta en la piel. Por lo que menos de un 5% de los activos se desprende en el agua. Muy por debajo del efecto de otras marcas del mercado, que pierden y desprenden entre el 20% y el 25% de sus activos.

Safe Sea ha realizado tests no sólo para garantizar ser Dermatológicamente testado sino también de Hipoalergenicidad*

Consultar el test de Hipoalergenicidad aquí.
Consultar el test de Dermatológico aquí.

*Como cada piel puede tener especificidades, y con el fin de garantizar la compatibilidad del producto, la mejor opción es mostrar el INCI de la referencia en cuestión a un dermatólogo para que contraste los ingredientes en cada caso.

La Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitario (AEMPS) en España y la Asociación Europea de Cosmética y Perfumería (COLIPA) en Europa, son los órganos institucionales reguladores que comprueban que todos los productos de que se componen los cosméticos no contengan ingredientes que se demuestre sean nocivos. La crema solar SAFE SEA cada año revisa sus componentes y proporciona la información al Portal Europeo de Cosmética (CPNP) para que realicen la revisión oportuna.

PREGUNTAS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y SAFE SEA

Los filtros solares que utiliza la crema solar SAFE SEA han sido aprobados por las diferentes autoridades sanitarias competentes – FDA, COLIPA (UE), AEMPS – por lo que se garantiza la salud humana y la protección solar. 

Las cremas solares SAFE SEA contienen actualmente filtros físicos o minerales (óxido de zinc o dióxido de titanio), filtros químicos u orgánicos (que transforman la radiación UV en otra inocua), y filtros biológicos (vitaminas). Es la combinación de dichos filtros la que consigue una protección de amplio espectro, frente a la radiación solar UVA y UVB, cada vez más nociva.

Mas allá de la simple composición química de la crema en la que no existen productos nocivos, hay estudios que acreditan que la crema solar SAFE SEA, tras 80 minutos de actividad acuática, no ha interactuado con el agua ni su medio adyacente. La crema solar SAFE SEA resta sólidamente adherida a nuestro cuerpo y con ello evitamos que se disuelva en el agua, por lo que la crema solar SAFE SEA asegura su protección solar y su efecto de inhibición por más de 80 minutos de actividad acuática. Además, y como multiplicador hemos eliminado de nuestras formulaciones cualquier producto químico que tenga un estudio científico que indique que pueda ser dañino para el medio marino. Así lo acredita la ONG Friend of the Sea, la cual, tras testar nuestros productos avala a la crema SOLAR SAFE como la única que no afecta a los medios marinos.

En el caso de la crema solar SAFE SEA, la ONG Friend of the Sea, realizó un estudio que dio como resultado que nuestra crema desprendía menos del 5% de sus activos en el mar – muy por debajo del efecto de otras marcas del mercado, que pierden y desprenden entre el 20% y el 25% de sus activos – y por lo tanto podía considerarse “amigable con el mar”, y “no nociva con la vida marina”. Es por ello que nos otorgaron su sello oficial, que mostramos en nuestros envases, web y redes sociales.

La fórmula de nuestras cremas solares SAFE SEA no tiene ningún componente de origen animal, por lo que se considera adecuada para personas veganas.

Además, ninguna de nuestras formulaciones ha sido testada en animales, por lo que cumplimos los más altos estándares de cruelty free.

Las fórmulas de la crema solar SAFE SEA si contienen Octocrylene. Actualmente, ninguna autoridad sanitaria competente – FDA, COLIPA (UE) y AEMPS– han regulado nada sobre su utilización.

El Octocrylene es un compuesto orgánico utilizado por un gran nombre de laboratorios para aumentar la absorción de la radiación UVB e incrementar su estabilidad. Existen informaciones no reguladas por las autoridades sanitarias de que el Octocrylene puede dañar alguna especie de coral.

Las cremas solares SAFE SEA optan por una alternativa real, que da solución de forma inmediata a esta problemática medio ambiental:  el desarrollo de una fórmula extra resistente al agua, que no desprende activos en nuestros mares y océanos. Tras más de 80 minutos de actividad acuática, más del 95% de la fórmula de la crema solar SAFE SEA permanece intacta en la piel. Por lo que menos de un 5% de los activos se desprende en el agua. Muy por debajo del efecto de otras marcas del mercado, que pierden y desprenden entre el 20% y el 25% de sus activos.

PREGUNTAS SOBRE USOS Y APLICACIONES DE SAFE SEA

La crema solar SAFE SEA se ha estudiado vs la Carabela portuguesa o Physalia. Adjunto el estudio que se efectuó con medusas Blue Bottle (denominación en Australia de la Carabela Portuguesa) donde se demostraba su eficacia en protección de su picadura. Ver estudio.

En cualquier caso, recordar que el uso de la crema solar SAFE SEA como inhibidor es indiscutible y demostrada científicamente. Aunque puede producirse alguna picadura, siempre tendrá un efecto menor si previamente te has aplicado la crema solar SAFE SEA en la piel.

Con la Carabela portuguesa o Physalia hay que tener una máxima precaución.

La fórmula de nuestras cremas solares SAFE SEA no tiene ningún componente de origen animal, por lo que se considera adecuada para personas veganas.

Además, ninguna de nuestras formulaciones ha sido testada en animales, por lo que cumplimos los más altos estándares de cruelty free.

Las cremas solares SAFE SEA están testadas como hipoalergénicas y, por tanto, son especialmente indicadas para pieles delicadas como la de los niños o mujeres gestantes. Y por supuesto, no tienen efecto más allá de la dermis. En el caso de mujeres embarazadas y al ser un producto de aplicación tópica, deberán tomarse tan solo las precauciones de no aplicar sobre heridas abiertas, mucosas, etc.

Safe Sea ha realizado tests no sólo para garantizar ser Dermatológicamente testado sino también de Hipoalergenicidad*

Consultar el test de Hipoalergenicidad aquí.
Consultar el test de Dermatológico aquí.

*Como cada piel puede tener especificidades, y con el fin de garantizar la compatibilidad del producto, la mejor opción es mostrar el INCI de la referencia en cuestión a un dermatólogo para que contraste los ingredientes en cada caso.

Load More