Si formas parte de ese grupo de población que por trabajo o diversión, pasa muchas horas al día frente a la pantalla de dispositivos electrónicos, presta atención. Ese exceso de consumo de luz azul artificial, puede provocar en tu piel urbanita, el efecto digital aging. También conocido, como envejecimiento digital. ¿Por qué sucede esto? ¿Puedes prevenirlo?

¿Qué es el efecto digital aging?

El efecto digital aging – o envejecimiento digital – afecta directamente al estado de nuestra piel y está estrechamente relacionado con el exceso de consumo de luz azul originada por los dispositivos electrónicos: pantallas de ordenadres, móviles, televisión, etc. En los últimos años se han comentado mucho las consecuencias de la radiación ultravioleta: UVB (responsable del eritema y quemadura solar) y UVA (efectos a largo plazo como envejecimiento, manchas o cáncer de piel). Así como de la radiación infrarroja-A, que es la que penetra en capas más profundas, la hipodermis, alterándola y provocando pérdida de firmeza y elasticidad.

El intervalo del espectro solar que provoca mayor preocupación por sus efectos sobre la piel es el de la luz visible que comprende una longitud de onda entre 400 y 700. También el de la luz azul natural (longitud de onda 400-500 nm) y artificial, procedente de ordenadores, smartphones… Como puedes comprobar, es menos energética que las otras radiaciones, pero mucho más penetrante.

digital aging 1

¿Qué efectos tiene la luz azul en nuestra piel?

La exposición a los rayos de esta luz visible, aumenta la producción de radicales libres, provocando un estrés oxidativo y fotoenvejecimiento. Además, hace que los melanocitos sean más inestables y estén sobre excitados, produzcan más melanina.

Entre los daños que provoca se encuentran las manchas, la pérdida de firmeza y elasticidad, aparición de arrugas, envejecimiento de la piel y daño indirecto en el ADN celular, muy similares a los producidos por la radiación ultravioleta A.

La luz azul de nuestros dispositivos no sólo afecta a nuestra piel. También conlleva unos riesgos “extra”:

Por un lado, es la responsable de SVI (síndrome visual informático). Se produce por mirar fijamente al ordenador parpadeando con menos frecuencia de lo habitual. Causando irritación ocular, fatiga visual, sequedad de ojos, visión borrosa. Afecta al 90% de la población que está más de 3 horas seguidas delante del ordenador.

Y por otra parte, el uso de estos dispositivos durante la noche se ha relacionado con problemas de insomnio. Porque inhibe y altera la secreción de la hormona melanina (se secreta de forma normal por la noche y ayuda a conciliar el sueño).

¿Qué puedo hacer para prevenir el envejecimiento digital?

Recordamos, que el mejor sistema de prevención para estas afecciones en la piel, es el uso del protector solar los 365 días del año. Y no sólo cuando tenemos el bañador puesto y vamos a la playa. A la hora de elegirlo hay que buscar uno que nos proteja de todas las radiaciones (UVA, UVB, infrarrojo-A y luz visible), aplicarlo todas las mañanas y volverlo a aplicar cada 2 horas, y con SPF 30 o 50.

digital aging 2

Los filtros que reducen esta radiación en la longitud de onda de 400 a 500 nanómetros a nivel celular son los filtros minerales como el dióxido de titanio o el óxido de zinc.

Si te ha parecido útil estos consejos sobre la prevención del digital aging o envejecimiento digital, compártelo con tus familiares amigos ¡Compartir es vivir!