Sin duda, el running se ha convertido en el deporte de moda. Pero no todo lo que conlleva su práctica son beneficios: la piel es la gran perjudicada, por varios motivos. A continuación, te explicamos cuáles son los contratiempos que provoca esta disciplina deportiva, así como los principales cuidados faciales para runners que debes seguir, para mantener una piel jugosa, tersa y firme.

Cuidados faciales para runners

¿Qué le ocurre al semblante de los aficionados al running?

Las facciones de los corredores suelen cambiar después de un tiempo practicando este deporte. Tanto en hombres como en mujeres, la cara pierde sus volúmenes y la piel se deshidrata y pierde tono. Esto ocurre porque los corredores tienden a perder grasa de la zona de la cara, y a ello se suma la flacidez provocada por el movimiento de impacto repetido contra el suelo, que destensa los músculos del rostro.

cuidados faciales para runners 1

¿Qué riesgos supone el running para la belleza del rostro?

  • PÉRDIDA EXCESIVA DE GRASA FACIAL: al correr se produce un importante gasto calórico que supone la pérdida de grasa, pero no solo donde nos gustaría: es frecuente que el rostro se vea demacrado en los corredores debido a una pérdida excesiva de grasa.
  • ENVEJECIMIENTO FACIAL: debido al esfuerzo que realizan los músculos al correr durante un tiempo prolongado, se produce un proceso de oxidación de las células en el organismo que acelera los procesos de envejecimiento.
  • PÉRDIDA DE TONO MUSCULAR: durante la carrera, los pies impactan de forma repetida contra el suelo provocando que algunos músculos se distiendan y pierdan tono. Los más frecuentes son los de las mejillas, que caen, desdibujando y avejentando el rostro.
  • SEQUEDAD EN LA PIEL: Al correr al aire libre, la piel se expone a las inclemencias meteorológicas como el sol, el aire, las bajas temperaturas o la contaminación, lo que se traduce en una piel deshidratada, ajada y con exceso de radicales libres.

¿Qué cuidados faciales para runners puedes seguir?

Los cuidados faciales para runners para mantener una piel sana, son muy sencillos de seguir. Pero es necesario ser constante y mantener una rutina (casi) diaria. En primer lugar, es aconsejable y fundamental. mantener un hábito de vida saludable; esto significa, llevar una alimentación sana, beber abundante agua, procurar un sueño / descanso reparador y no fumar ni abusar del alcohol. Si consigues cumplir con estos requisitos, tienes la partida asegurada.

Por otra parte, estos hábitos saludables, los debes acompañar de una serie de cuidados cosméticos: limpiar la piel con productos de higiene no jabonosos, lo más naturales posibles, así como hidratarla y protegerla del sol incluso en invierno.

En el caso de que notes que la piel de tu rostro ha sufrido daños, y no consigues mejorar su estado siguiendo los tips mencionados anteriormente, posiblemente sea necesario recurrir a tratamientos específicos realizados por un profesional, como puede ser las mesoterapias de alta hidratación, radiofrecuencias, o bien la luz pulsada intensa.

¿Cómo proteger la piel de los efectos nocivos del sol?

La protección solar en corredores (y resto de deportistas) es clave para mantener una piel sana y saludable. La sobreexposición de los rayos UVA/UVB, afecta negativamente a su salud, pudiendo provocar lesiones, quemaduras, envejecimiento prematuro, e incluso, enfermedades más graves como el cáncer de piel.

Antes de salir a correr, presta atención a las siguientes indicaciones:

  • Evita las horas centrales del día: de 12 a 14 horas. Durante este periodo, la incidencia de la radiación es extremadamente alta.
  • Aplícate la crema solar antes de salir de casa. Si utilizas una crema solar con filtros químicos (aquellos que garantizan una protección de amplio espectro), será necesario que te la pongas 30 minutos antes de salir a correr.
  • Presta atención a los tiempos de re-aplicación: si tu protector solar tiene una resistencia de entre 80/90 minutos de actividad, re-aplícate el protector solar cada vez que sea necesario. Prestanto especial atención, a las zonas más sensibles: cara, cuello y escote.
  • Utiliza un FPS alto: asegúrate que tu protector solar contiene un FPS alto ( FPS50 o FPS50 PLUS).

cuidados faciales para runners 2

Si te han parecido útiles nuestros consejos sobre cuidados faciales para runners, compártelo con tus amigos y familiares ¡Compartir es vivir!